miércoles, 9 de julio de 2014

4 años juntos

He escrito tanto sobre ti, que a veces pienso que la siguiente vez no tendré nada más que decir, pero es complicado silenciar mi corazón, el que empuja mis dedos sobre estas teclas desgatadas, teclas que no se cansan de escribir tu nombre, y  mis dedos nunca se cansarán de golpearlas porque se mueven ritmicamente siguiendo los latidos de mi corazón, latidos que se traducen en pulsaciones.

Zar sin ti mi vida hubiese sido tan diferente, gracias a ti he conocido tanta gente buena, hemos hecho tantos amigos tanto perrunos como humanos, llegaste a mi vida en un momento difícil de asumir, una separación y a pesar de tener a Drac a pocos kilómetros y a Ira en casa yo necesitaba algo más y ahora nadie podría negarse a que entrará un galgo en mi vida, llegaste a mi  sin ni siquiera saber como eras físicamente, sin una foto sin ninguna descripción, me daba igual, sabía que el que llegará a mi sería especial y no me equivocaba, no puedo olvidar lo larga que se hizo la noche anterior de ir a buscarte a Barcelona, Judith pequeña saltamontes no dudaste ni un minuto en venir a acompañarme y cuando te vimos mi niño eras un saquito de huesos con más miedo que vergüenza, pero eso pronto muy pronto lo arreglamos, no he visto galgo más alegre y divertido, desvergonzado, todo un personaje descarado y atrevido, aunque bueno la niña no se queda atrás, a veces pienso que yo contribuyo a que sean así, mamí loca....., jajajajajajjajajaja.

Hoy no quiero hablar de todo lo malo que llevamos a nuestras espaldas, no quiero recordar tus dolores, tus caídas, tus llantos, hoy es un día alegre porque hoy hace 4 años que llegaste a mi vida y mi corazón se lleno de luz, sin ti no existiría Hocicos en Acción, sin ti no hubiese habido una Suri, ni los 8 restantes acogidos que pasaron por casa y que ahora disfrutan de una buena vida, sin ti seguramente aún seguiría una vida consumista y egoísta, hay que ver como puede llegar a cambiar la vida, a pesar de siempre haber sido sensible al abandono, al maltrato cuando adopte a Zar todo cambio de una manera brutal, es como si algo hubiese derumbado mis muros, una bofetada a tiempo, eso es lo que fue una bofetada que me enseño más de la cruda realidad, me sensibilice tanto que a pesar de sufrir cada vez que veo un caso, cada vez que a Hocicos nos llegan imagenes tremendas y desoladoras sigo al pie del cañón a pesar de los pesares, a pesar de estar tú enfermo y requerir más de mi, yo sigo robándole horas al sueño para ayudar, y todo gracias a ti.

Felicidades mi alma gemela perruna 4 años juntos ya y seguiremos luchando para que cumplamos muchos más juntos, eres mi motor y mi inspiración. Te quiero mi niño.